RECETAS


CUSCUS CON GAMBAS Y BROCOLI

Qué fácil es comer sano y rico, y como nos gustaría llegar a todas aquellas personas que por falta de tiempo deciden comer cualquier cosa precocinada sin contemplar lo que está aportando a su organismo, sin conocer cómo interfiere en su equilibrio nutricional y conformándose con el sabor que le aporta. Nos gustan las comidas elaboradas, pero también disfrutamos muchísimo con recetas tan simples como este Cuscús con gambas y brócoli que sólo ofrece los sabores naturales de sus ingredientes.

En varias ocasiones hemos comentado lo práctico que resulta el cuscús para hacer una comida rápida, sólo necesita un caldo que aporte sabor y cinco minutos para su hidratación, además es la mejor forma de conseguir un cuscús suelto. En esta ocasión lo hemos enriquecido con una de las verduras de moda por sus beneficios para la salud, el brócoli, y unas gambas que alegramos con ajos tiernos, especias y hierbas aromáticas que convierten al conjunto del plato en una delicia.

Ingredientes (4 comensales)

220 gramos de cuscús, 1 brócoli pequeño (o medio si es muy grande), 300 gramos de agua (aprox.), 300 gramos de gambas peladas, 3 ajos tiernos, 2 c/s de hojas de cilantro frescas, 2 c/p de pimienta aleppo o chile, 1 trozo de raíz de jengibre de unos 2 cm., la piel rallada de un limón, germinado de lombarda, aceite de oliva virgen extra y sal.

Elaboración

Limpia de hojas y tallo el brócoli, córtalo y lávalo bien. A continuación ponlo en una olla con el agua y sal al gusto, cuécelo hasta que esté tierno, o con la textura que más te agrade, bien cocido o ligeramente crujiente. Entonces escúrrelo y recupera 220 gramos del caldo de cocción.

Pon en una bandeja amplia el cuscús extendido, vierte sobre él el caldo de cocción del brócoli para que lo hidrate, añade la piel rallada de limón y un poco de pimienta aleppo, mezcla bien y deja reposar cinco minutos. Después del reposo, separa los granos con una cuchara y adereza ligeramente con un buen aceite de oliva virgen extra. Reserva.

Pela los ajos tiernos y córtalos en rodajas al bies. Pela el jengibre y rállalo. Pon una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva y cuando esté caliente incorpora el ajo y el jengibre, sin dejar de remover, deja que se haga ligeramente, añade entonces las gambas, una pizca de sal y mezcla bien, déjalas el tiempo justo para que pierdan el color que tienen en crudo para que queden jugosas. Pica el cilantro e incorpóralo, retira las gambas del fuego.

Emplatado

Sirve el cuscús como base del plato, reparte a continuación las pequeñas inflorescencias del brócoli y las gambas, termina con los germinados y un hilo de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!