Crema bretona de alubias blancas con verduras

Crema bretona de alubias blancas con verduras
by

Ingredientes (4 personas)

  • 300 gramos de alubias blancas. 100 gramos de calabaza. 75 gramos de tomate maduro.
  • 100 gramos de cebolla. Media hoja de laurel. Una rama de perejil. Un poco de azafrán (optativo).
  • 1 diente de ajo. Media cucharadita de pimentón dulce. Aceite y sal.
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera.

Cómo se elabora:

  • Ponemos las alubias en remojo en agua fría durante la noche anterior. A la mañana siguiente las escurrimos y las vertemos a una cacerola , junto con la cebolla entera, el tomate entero, la calabaza partida en trozos, el laurel, el ajo, el perejil, el pimentón y el aceite crudo.
  • Cubrimos con agua fría y ponemos a cocer. Cuando rompe el hervor, bajamos el fuego, añadimos el azafrán (optativo) y dejamos cocer lentamente, procurando que las alubias estén siempre cubiertas de agua para que no suelten la piel. A mitad de cocción sacamos las verduras y las pasamos por el pasapurés y por el chino fino formando una crema que añadiremos a las alubias.
  • Una vez tiernas las alubias, sazonamos y dejamos que sigan cociendo muy despacio. Se retiran del fuego y se dejan reposar, tapadas, unos diez minutos.
  • Una vez reposadas las alubias las pasamos con la batidora y posteriormente con le pasapurés hasta formar una crema fina.
  • Coloreamos añadiendo caliente un poco de salsa de tomate casera y un poco de perejil recién troceado.
  • Consumir caliente.

Comentario dietético

Esta crema resulta muy adecuada en los meses más fríos, ya que ayuda a entonar el cuerpo, sacia y es muy nutritiva. Su ingrediente base, la legumbre, es un alimento básico de la dieta mediterránea. Las alubias blancas, junto con las verduras de la receta, dan lugar a un plato muy rico en hidratos de carbono complejos, proteínas vegetales, vitaminas, minerales y fibra. Al no añadir ingredientes grasos, salvo el aceite, su aporte de calorías no es elevado, por lo que se aconsejan en dietas de control de peso. Cocinadas en forma de crema son mucho más digestivas que tomadas enteras y menos flatulentas, por lo que quienes sufren de alteraciones digestivas pueden llegar a tolerarlas. Para aprovechar mejor el hierro de las alubias, conviene tomarlas junto con alimentos ricos en vitamina C que favorecen su absorción. Por ello, si se acompaña la receta de una ensalada y de una fruta fresca, se obtiene un menú equilibrado sin necesidad de incorporar alimentos de origen animal.

Share

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *